Skip to content

Bundt cake de calabaza

Bundt cake de calabaza
Fotografía tomada por DDAYS

Hoy en Diario de azúcar y sal hemos preparado un bundt cake de calabaza. El término bundt apareció por primera vez en 1901 en el libro “The Settlement Cookbook” escrito por Lizzie Cander, donde hacía referencia a un pastel tradicional alemán llamado Bundkuchen.

Medio siglo más tarde, David Dahlquist lanzó al mercado la marca Nordic Ware especialista en moldes de aluminio y otros utensilios de repostería. No obstante, no fue hasta la década de los sesenta cuando estos peculiares moldes se hicieron populares por todo el territorio norteamericano gracias a un concurso de tartas organizado por Pilsbury. Ella Rita Helfrich, una ama de casa tejana, no fue la ganadora del concurso; sin embargo, su pastel bundt tuvo tanto éxito que terminó publicándose en un libro de recetas.

Hoy en día, los bundt cakes son conocidos en todo el mundo. Existen multitud de recetas dulces y saladas, algunas de ellas publicadas por la mujer de Dahlquist en su libro “Más de 300 maneras deliciosas para utilizar sus moldes Bundt”. En esta ocasión, nos hemos decantado por un bundt cake de calabaza muy fácil y sabroso, ideal para los desayunos y meriendas. Si tú ya tienes tu favorito, escríbenos y cuéntanos la receta.

Ingredientes:

  • 400 g de calabaza
  • 250 g de harina de trigo
  • 200 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 125 ml de aceite de oliva suave
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 2 cucharaditas de canela
  • 4 o 5 ramas de clavo
  • 1 cucharadita de esencial de vainilla
  • Una pizca de sal

Elaboración:

  1. En un vaso mezcla el aceite y las ramas de clavo. Deja macerar un día entero para que el aceite coja sabor.
  2. Cuece la calabaza durante 30 minutos, escúrrela bien y deja enfriar en la nevera. Cuando esté fría haz el puré machacando la calabaza con la ayuda de un tenedor o prensa patatas.
  3. En un bol tamiza: harina, bicarbonato, canela, nuez moscada y sal.
  4. Por otro lado, mezcla los huevos con el azúcar y bate hasta que blanquee.
  5. Añade el puré de calabaza y la vainilla a la mezcla de los huevos y remueve bien.
  6. Incorpora, poco a poco, los ingredientes secos. No dejes de remover hasta conseguir una masa homogénea.
  7. Engrasa el molde del bundt cake con mantequilla por todas las esquinas y agrega la mezcla en su interior.
  8. Precalienta el horno a 170º y hornea durante 40 o 50 minutos (pincha para comprobar que está hecho) . Déjalo enfriar antes de desmoldar y servir.

¡Buen apetito!

Julia y Marina

Hoy hemos cocinado al ritmo de: Every Day – Buddy Holly.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *