Skip to content

Crumble de manzana

Hoy en Diario de azúcar y sal hemos cocinado un crumble de manzana. Este tipo de pasteles son originarios de la repostería anglosajona y, más en concreto, de la Inglaterra de los años cuarenta, cuando los alimentos escaseaban a causa de los enfrentamientos bélicos. Su elaboración es muy sencilla, unas manzanas o cualquier otra fruta de temporada es el ingrediente principal. Y para la elaboración de la masa no tendrás que ser un manitas, simplemente se trata de mezclar ingredientes y amasarlos con las manos como si estuvieras desmenuzando migas de pan.

Puedes acompañarlo de helado o nata montada, y servirlo frío o caliente, ¡queda a tu elección! Anímate y déjanos un comentario si te ha gustado y si no también ;).

Ingredientes:

Para el relleno:

  • 5 manzanas
  • 50 g de azúcar moreno
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • Mantequilla

Para el crumble:

  • 100 g de harina
  • 50 g de mantequilla
  • 30 g de azúcar moreno

Elaboración:

  1. Pela las manzanas y rállalas con la ayuda de un rallador o pelador de tomates (la idea es que queden láminas muy finas).
  2. En una olla con una nuez de mantequilla cocina la manzana junto con el azúcar, el limón, la canela y la nuez moscada durante 15 minutos.
  3. Mientras la manzana se cocina, mezcla en un bol la harina junto con el azúcar y la mantequilla. Amasa con las manos hasta obtener una mezcla arenosa.
  4. Monta la tarta colocando la manzana en la parte inferior de un molde para horno y la masa en la parte superior.
  5. Precalienta el horno a 180º y cocina durante 30 minutos.

¡Buen apetito!

Julia y Marina

Hoy hemos cocinado al ritmo de: Tangerine – Led Zeppelin.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *