Skip to content

Panettone

panettone
Fotografía tomada por DDAYS

Hoy en Diario de azúcar y sal le damos la bienvenida a diciembre con una receta muy navideña: panettone.

Cuenta la leyenda que este postre se sirvió por primera vez en los aposentos del Duque de Milán, Ludovico Sforza. Para la cena de Nochebuena, los cocineros de la corte organizaron un grandioso banquete sin escatimar en delicias y manjares. Todo iba bien, hasta que de pronto uno de los cocineros se percató de que el postre se había quemado. En ese momento, todos los presentes en la cocina entraron en pánico a excepción del encargado de lavar los platos, Toño, quien le propuso al jefe de cocina servir un pan dulce relleno con las frutas confitadas que habían sobrado de la anterior elaboración. La improvisada receta tuvo tanto éxito entre los invitados a la cena que el Duque preguntó quién lo había cocinado y cuál era su nombre. Finalmente, Toño le confesó a su amo lo ocurrido y que dicha receta todavía no tenía nombre. El Duque, lejos de enfadarse, propuso llamar a ese pan dulce ‘Pan de Toño’. Siglos más tarde terminaría siendo ‘Pannetone‘.

Ingredientes:

  • 750 g de harina de fuerza
  • 280 ml de leche
  • 110 g de azúcar
  • 4 huevos y una yema aparte
  • 125 g de mantequilla
  • 100 g de pepitas de chocolate (puedes utilizar frutas secas si lo prefieres)
  • Una pizca de sal
  • 25 g de levadura fresca
  • 2 cucharadas de agua de azahar

Elaboración:

  1. Disuelve la levadura fresca en leche tibia.
  2. A continuación, añade el agua de azahar y los huevos. Mezcla bien con unas varillas.
  3. Por otro lado, mezcla los ingredientes secos: harina, azúcar y sal.
  4. Añade la mezcla de la leche a la anterior y vuelve a remover bien hasta que la harina haya absorbido todo el líquido.
  5. Sobre una superficie previamente engrasada, amasa durante unos minutos hasta obtener una bola más o menos homogénea y deja que repose durante 15 minutos.
  6. Transcurrido ese tiempo, vuelve a amasar durante unos minutos y deja que repose otros 15 minutos.
  7. Seguidamente, coloca la masa de nuevo sobre la superficie e incorpora, poco a poco, la mantequilla (tardarás un rato en conseguir que la mantequilla penetre bien en la masa, así que ¡no desesperes!).
  8. Deja reposar otros 15 minutos e incorpora las pepitas de chocolate sin dejar de amasar para que se integren bien.
  9. Vuelve a meter la masa en el bol y déjala fermentar durante 3 o 4 horas (hasta que doble su volumen).
  10. Finalizado el tiempo de reposo, divide la masa en dos mitades iguales y forma una bola con cada una de ellas.
  11. Coloca las bolas de masa en dos moldes de 16 cm de diámetro aproximadamente y deja que fermenten de nuevo hasta que doblen su volumen (si no encuentras moldes para panettone puedes fabricarlos tu mismo con papel sulfurizado).
  12. Pincela la superficie de la masa con la yema de un huevo y precalienta el horno a 180º.
  13. Hornea durante 40 minutos y ¡listo el panettone!

P.D: si ves que se doran muy pronto dentro del horno, coloca una lámina de papel de aluminio por encima.

¡Buen apetito!

Julia y Marina

Hoy hemos cocinado al ritmo de: Ways To Fake It – CRX.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *